Dermatitis atópica. Piel pruriginosa

Resumen

Los síntomas y el diagnóstico de la dermatitis atópica son motivo de revisión en este artículo.En él, el autor analiza los tratamientos que existen actualmente para los pacientes con esta enfermedad.

La dermatitis atópica es una inflamación pruriginosa de la epidermis y la dermis, que puede ser aguda o subaguda, pero en general crónica. Con frecuencia se presenta junto con un antecedente personal o familiar de fiebre del heno, rinitis alérgica o asma bronquial. Forma parte del complejo sintomático de la «atopia», que es una afección genéticamente determinada, uno de cuyos rasgos característicos es la capacidad de producir reaginas (IgE) frente a alergenos alimenticios o inhalatorios comunes. La aparición de enfermedad clínica depende de la interacción de numerosos factores constitucionales y precipitantes.

INFANCIA

La dermatitis atópica es uno de los problemas dermatológicos más frecuentes, especialmente en los lactantes y los niños. La dermatitis atópica representa aproximadamente un 1% de las visitas pediátricas en Estados Unidos y es el trastorno dermatológico más frecuente en las clínicas de dermatología pediátrica. A semejanza de lo ocurrido con el asma, la incidencia de dermatitis atópica ha tendido a aumentar en los últimos años. La incidencia de dermatitis atópica en niños de hasta 7 años era del 3% en los niños nacidos hace unos 30 años y de un 10% en los nacidos hace 20. Actualmente se estima que la incidencia acumulada de dermatitis atópica en niños de hasta 14 años de edad oscila entre el 10 y el 15%. Los individuos afectados frecuentemente presentan niveles elevados de IgE. Las enfermedades atópicas tienden a desarrollarse con mayor frecuencia en niños en los que los dos progenitores son atópicos, y sólo se presentan en un 19% de niños sin antecedentes familiares de alergia.

En los niños con dermatitis atópica los antecedentes familiares de atopia en ambos padres y sus familiares se correlacionan con títulos más elevados de IgE, aparición más precoz de la enfermedad, una mayor incidencia de urticaria y alergias respiratorias, queilitis y, con mayor frecuencia en las mujeres, eccema de los pezones. En el 60% de los casos, la dermatitis atópica aparece en el primer año de vida y en el 90% en los 5 primeros años.

Posted in: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s